El día que no parece que llegue
20
- marzo
2021
Posted By : S-Mal Poesia
El día que no parece que llegue

 Hace un año, ante la desesperación de un mundo que se iba al traste y unas vidas que simplemente bailaban al ritmo de la desesperación y el Resistiré, si estas dos cosas no fuesen sinónimas, intentamos buscar un poco de esperanza en lo que se nos da bien, en la poesía.

 La semilla del S-Mal siempre fue crear para subvertir y abrir los espacios para que todo el mundo tenga cabida, y de ahí nace la idea de comenzar con “El día que todo esto acabe”. Una convocatoria abierta donde cualquier poeta, escritora, pensadora o persona que supera escribir, pudiera expresarse y compartir su particular visión de la frase que da título al poemario.

 Versando, mayormente, sobre le momento extraordinario que vivíamos, fueron llegando propuestas de diversos lugares del Estado español y, es divertido, ver que tantos ojos y tantas sensibilidades miraban hacia el mismo sitio y se repetían los temas y las emociones. Con mejores o peores experiencias, con peores o peorísimas condiciones, el confinamiento nos horizontalizó, como el IVA o los semáforos.

Se identificaban pues 5 grandes miradas que viajaban hacia lo universal empezando, como no podía ser de otra forma, por el amor; amores románticos, sanos o platónicos, amores que seguían, que nacían o que se marchitaban, pero amor al fin y al cabo. Los ojos más ardientes hablaban de revolución, de aprovechar lo quemado para reconstruir, un acto nerónico desde la conciencia social. Y ya más alejado de los cuerpos y las llamas, encontramos las sensaciones más cotidianas que nos hablaban de la vida como un camino hacia delante, con diferente cantidad de agua en la cantimplora y las autoras nos hablan de que el día que todo esto acabe todo iba a seguir igual, las más optimistas hablaban de que iríamos a mejor y las más realistas, que esto sólo nos serviría para perdernos más.

 Siendo sinceros, la idea de lanzar este poemario nace desde el optimismo. Optimismo personal, porque sabemos que la poesía nos gusta, nos alivia y nos salva. Optimismo porque todo parte de la idea de que, un día más pronto que tarde, todo esto acabaría.

Al final, nos hemos salvado nosotras mientras todo sigue igual.

Andrés Llena

Category:

Deja una respuesta